+51 1 222-2199 | +51 1 421-6925

Siete destinos a los que hay que viajar en 2018

  1. Buenos Aires
    Visitar la que llaman la París de Sudamérica, porque es cierto que el arte, la música y la cultura son parte de la vida de sus gentes.

    Para comer en Don Julio, un restaurante con mucho encanto situado en el llamado Soho bonaerense en una calle adoquinada. Es el lugar idóneo para disfrutar de las famosas carnes argentinas y las mejores botellas de vino de uva Malbec de Mendoza.

    Plan: En Prado y Neptuno, un club de fumadores, puede hacer catas de los mejores cigarros habanos.

Para dormir, en el distinguido y arbolado barrio de la Recoleta, alojarse en Algodón Mansión, un Relais Chateaux exclusivo de amplias suites, suelos de madera y baños de mármol.

  1. Nueva York
    Es el destino al que hay que volver al menos cada cinco años porque nunca se están los días suficientes para descubrir cada nuevo rincón; porque es la ciudad que sigue moviendo el mundo; porque todas las modas, el dinero y el arte, pasan o nacen aquí.

    Para comer: Atera, un local en el que disfrutar de un menú de 22 pasos que evoca toda la vanguardia en la que vive la ciudad.

    Plan: MC Sorleys Old Ale House, un lugar de decoración clásica y acogedora al que se acude a beber cerveza. Acudir a un partido de baloncesto al Madison Square Garden, donde durante el invierno juegan los Nicks.

    Para dormir: Alójese en Greenwich, el hotel de la estrella de cine Robert de Niro, en pleno Soho. Un hotel hecho a imagen y semejanza de los gustos personales del actor.

  2. Londres

    Para desayunar: Acuda al interesante Borough Market, el más antiguo de la ciudad y desayune en cualquiera de los puestos del mercado.

    Planes: Desde allí encamínese a la Tate Modern para contemplar alguna de sus interesantes exposiciones temporales. No puede dejar de visitar Londres y no pasar a beber por algunos de sus numerosos pubs. Ye Olde Chesire Chesse es tal vez el pub con más historia de la City por el que han pasado Dickens, Mark Twain, Conan Doyle o el mismo Oscar Wilde. Además, una pinta en este lugar inigualable es más económica que en otros lugares similares.

    Para dormir: Por sus estándares y calidad el Hotel Melia White House en Hyde Park.

  3. Tokyo
    Un destino que hay que visitar al menos una vez en la vida para entender la cultura de respeto y perfección que reside en el alma de esta sociedad y en la personalidad de cada persona. La ciudad con más restaurantes Michelin del mundo y 17 de ellos con tres macarons.

    Para comer: Dese un homenaje en Sazano, una izakaya (casa de comidas local) en la que se come muy bien a un precio razonable.

    Plan: No deje de acudir a la subasta de pescado del Mercado de Tsukiji que se celebra a las cinco de la mañana. Después desayune el mejor sashimi del mundo en el mismo mercado. En Nika Blenders Bar, disfrute de un buen vaso de whisky japonés.

    Para dormir: Hoshinoya Tokyo, un hotel cinco estrellas de estilo tradicional japonés, situado en el piso 18 de un edificio.

  4. París
    París bien vale una misa, decía el clásico, y es que siempre hay una excusa para visitar la ciudad más elegante y bella del mundo.

    Para comer: En Alliance una estrella Michelin con un precio al mediodía de 39€. Ostra y foie entre sus especialidades

    Planes: Un paseo hasta el Museo D’Orly para disfrutar, una vez más, de las pinturas impresionistas que cuelgan de sus paredes. París evoca a la lectura. Visite la librería Shakespeare & Company, su fondo editorial es en inglés. Taschen, es una editorial original en la que seguro que encuentran alguna temática de su interés.

    Para comprar: Le Comptoir de la Gastronomie para comprar el mejor foie del mundo.

    Para dormir: Junto a la calle Saint Honore, el lujo parisino del Relais Chateuax Daniel.

  5. La Habana
    En la primera mitad del Siglo XX, La Habana fue la ciudad más moderna de todo América y hoy paseando por la vieja Habana, se descubren indicios de su pasado esplendoroso. Una ciudad de recios palacetes de fachadas descuidadas, viejos automóviles americanos que resisten el paso del tiempo sobre el adoquinado de algunas de sus calles, paseos a lo largo del malecón, cigarros habanos, son y rones.

    Para comer el paladar Otramanera, sabores españoles: Salmorejo y cochinillo. En Clandestina puede comprar camisetas con diseños de artistas cubanos.

    Plan: Como tomar un mojito en La Bodeguita, es casi imposible, llegue hasta el Hotel Nacional y disfrute de un trago de ron en sus salones evocadores.

    Para dormir el hotel Iberostar Parque Central y disfrute de los atardeceres en su azotea.

7. Estambul
Orhan Pamuk escribía sobre la grandeza de Estambul, como “una ciudad que ni protege ni presume de monumentos, simplemente se vive entre ellos”. Estambul es una ciudad entre dos mundos, cuna de la civilización helénica y europea, una de las ciudades más interesantes, dinámicas y atractivas del mundo.

Para comer: Buen marisco en los restaurantes en Celgenkoy. Pruebe el mejor mezte en Meze lemon Tree.

Planes: Recorra en tranvía la arteria comercial de Istiklal. Acuda a tomar un café a Bebek, a la orilla del mar. Deje caer el sol desde las tabernas ubicadas en las azoteas de Asmalimescit.

Para dormir
el Four Season Sultanahmet a diez minutos andando del Gran Bazar y con vistas sobre el palacio de Topkapi y la mezquita Hagia Sofia.

Comments

comments

Acerca del autor

Responder

*